Cómo vender tus productos en video  


Si quieres lograr resultados extraordinarios, no puedes seguir haciendo cosas ordinarias, debes olvidarte de los métodos tradicionales de una vez por todas. Si te atreves a comunicar todo en video vas a llevar la delantera y tendrás tus ventas prácticamente aseguradas, La publicidad tradicional y los sitios web convencionales con misión, visión, quienes somos, no interactúan ni conectan con las personas y cada vez funciona menos.

 

Ahora que han sido eliminadas muchas barreras, geográficas, culturales, tecnológicas, y algunas económicas, y tienes en tus manos canales que antes eran costosos e inaccesibles para conectar con millones de personas, no hay pretextos para no llegar a tu audiencia a través de un formato tan efectivo como el video, con sus enormes ventajas e impresionantes oportunidades a tu alcance. No te alcanzas a imaginar lo que vas a lograr si coges tu móvil y te atreves a aprovechar este recurso para presentar y vender tus productos, será inevitable que lleves tu negocio a otro nivel.

 

Si quieres lograr resultados extraordinarios, no puedes seguir haciendo cosas ordinarias, debes olvidarte de los métodos tradicionales de una vez por todas. Si te atreves a comunicar todo en video vas a llevar la delantera y tendrás tus ventas prácticamente aseguradas. La publicidad tradicional y los sitios web convencionales con misión, visión, quienes somos, no interactúan ni conectan con las personas y cada vez funciona menos.

 

Hoy voy a hablarte de las oportunidades que tienes cuando te te atreves a comunicarte en video, del principal obstáculo que impide a la mayoría de personas hacerlo, y al final te compartiré los tips que nos han funcionado para lograr presentaciones efectivas.

 

El video es mucho más efectivo si es presentado de forma natural por personas que transmitan y proyecten seguridad, emoción, entusiasmo, que crean en su producto y en su marca, de manera que todo lo hagan genuina y sinceramente. Las personas son más  influenciables cuando ven a otras personas que cuando ven imágenes y textos, si una persona es quien directamente te habla, estás viendo su rostro, sus expresiones, habrá mejor oportunidad de generar confianza y conectar más rápido.

 

Las personas están dejando a un lado tantos filtros y protocolos, y cada vez se complican menos para comunicarse. Cada vez son más ellas mismas, mostrándose tal como son, de esa forma conectan mejor e inspiran más confianza en los demás. Entre más natural sea lo que comunicas, mejores resultados lograrás. Para eso es Internet y las redes sociales, para conectar naturalmente.

 

Si adaptas a un video el guión y los argumentos que normalmente usas para asesorar a tu cliente de manera personal (donde destacas sus características, beneficios y ventajas) expresándote espontánea y naturalmente, vas a ahorrar mucho tiempo, dinamizarás tu servicio, podrás llegar a muchas más personas y por ende ganarás más.

 

El video es una excelente manera de llevar la experiencia presencial a Internet. A través de una asesoría dedicada en video, tendrás excelentes resultados si haces vivir una experiencia natural y personalizada a tu cliente, y lo acercas como si asistiera personalmente a tu tienda. El video es un excelente recurso para hacer tangibles tus productos.

 

Aprovecha el video, úsalo para mostrar las ventajas, beneficios y novedades de tus productos, desempácalos, muéstralos por todos los lados, entusiasma a tu cliente, haz que entre a tu tienda, atrévete a hacerlo, atrévete a presentar tus productos en video y después dime si no vendiste.

 

Las personas quieren ver personas, conversa con ellos para que sepan que detrás de la marca hay alguien dispuesto a interactuar, Funcionará mejor e inspirarás más confianza si te identificas, te presentas, das la cara y te muestras tal como eres, con tus expresiones naturales, así como vendes de forma presencial. Si tienes una historia corta para contar mucho mejor, recuerda que las personas no compramos productos, sino experiencias e historias, muchos buscan referentes, e inevitablemente terminan identificándose con esas historias y con las personas que hay detrás de esas marcas.

 

Una buena presentación en video requiere un solo esfuerzo, una presentación física requiere esfuerzo todas las veces.

 

Omnipresencia

Cuando asesoras a tus clientes de manera presencial solo te puedes dirigir a un número limitado de ellos, uno, dos, máximo tres clientes, y tienes que repetir el mismo guión de ventas muchas veces en al día, con las ventajas, beneficios, valores agregados de tu producto y las estrategias de cierre de ventas. En cambio, si lo haces con un buen video podrás multiplicarte y dirigirte a millones de personas simultáneamente en cuestión de segundos, tu asesoría será más dinámica y persuasiva, menos engorrosa y requerirá sólo un esfuerzo inicial, lo que equivale a tener un asesor trabajando para tu negocio las 24 horas del día en todo el planeta, mostrando a millones de clientes a la vez las características, beneficios y ventajas de tus productos, resolviendo las inquietudes más comunes y lo más importante, cerrando ventas.

 

Optimizar o morir

Al no tener que repetir siempre el mismo pitch a cada persona, ahorrarás mucho dinero tiempo y energía, lo que representa más oportunidades de negocio, tu cliente llegará a ti con la mayoría de dudas resueltas y solo tendrás que ultimar detalles, resolver inquietudes adicionales y cerrar tu venta. El tiempo que te queda podrás aprovecharlo en aquellas cosas que no se pueden automatizar como escuchar a tu cliente, conocerlo mejor e interactuar con él.

 

Las ventas son cuestión de emoción, recuerda que las personas son 85% más emocionales que racionales al momento de tomar una decisión de compra. Es natural que siempre no tengas la misma energía y el mismo ánimo para asesorar a tus clientes, si tu presentación en video fue hecha con energía y entusiasmo, siempre vas a transmitir eso a las miles o millones de personas que te verán las 24 horas en todo el planeta.

 

El miedo

Pero… la mayoría de los emprendedores no se atreven a presentar sus productos en video y a conectar directamente con las personas, siguen insistiendo con los métodos tradicionales y luego se quejan porque no venden. Todo por culpa del pendejo miedo que los paraliza y se los impide.  

 

¿Es tu caso?

  • Miedo a lo que los demás piensen, a cómo van a reaccionar, miedo a las críticas, a los comentarios negativos y a que les hagan pasar vergüenza.
  • Miedo a las cámaras.
  • La disculpa de que eso del video es solo para personas con talento, bonitas, que registran bien ante cámaras. Este no es más que un pretexto del siglo pasado, ahora con Internet todos tienen el mismo derecho y las mismas oportunidades en las manos.

 

El miedo es natural, hay que reconocerlo, pero controlarlo y salir al ruedo con él. Para llegar donde estás has tenido que vencer muchos miedos, entre ellos, el miedo a caminar, a hablar con las personas y a vender tus productos, ¿porque no aprender a vencer el miedo a hablar en un video a millones de personas y aumentar a millones tus posibilidades de crecer?

 

Cómo hacer una buena presentación de ventas en video

Elige un lugar agradable, en tu casa o fuera de ella, que te permita mostrarte sobre un fondo agradable a la vista, un parque, un bosque, una pared de color claro, puedes tener algún cuadro, una planta o algunos adornos que no saturen mucho el fondo, ni generen mucha distracción. Demasiados objetos se vuelven agotadores a la vista y distraen, ya que el cerebro se esforzará en leer y comprender cada uno. Recuerda que tú debes ser el principal objeto de atención, no un cuadro o una planta.

 

Debe ser un lugar con buena iluminación, preferiblemente luz de día en las horas de la mañana.

 

En el lugar que elijas debe haber silencio, sin ruidos que interfieran en tu video.

 

Si utilizas un micrófono adicional al de tu cámara o smartphone asegúrate de que sea unidireccional, es decir de aquellos que captan la voz directamente y no los ruidos del exterior.

 

Ubica tu cámara o tu smartphone de manera que enfoque tu cuerpo del torso hacia arriba.

 

Aprovecha los primeros 5 segundos para enganchar y decir lo más importante, esos segundos son decisivos para que tu prospecto continúe y vea el resto.

 

Saluda, preséntate, di tu nombre.

 

Para que tu presentación sea más personal, más íntima y conecte mejor, dirígete a tu audiencia siempre en primera persona del singular, como si le estuvieras hablando a una persona en especial, no a una multitud, así como te estoy hablando a ti.

 

Haz un guión donde menciones las características más importantes, las ventajas y valores agregados de tu producto, es decir, los beneficios adicionales que darás a tu cliente si lo compra. No todo tiene que ser descuentos, hace años cuando me dedicaba al comercio electrónico vendíamos ordenadores y no nos limitamos simplemente a vender ordenadores, vendíamos todo un paquete que incluía instalación, mantenimiento, asesoría. También vendíamos discos duros portables y obsequiábamos un tutorial en el que enseñábamos como usar y hacer mantenimiento al disco para alargar su vida útil, lo que nos ayudó a generar ventas considerables. Piensa en qué puedes dar adicional a tu producto, seguro encontrarás muchos beneficios que no necesariamente tienen que costar dinero. Esto hará que tu producto se perciba como un paquete con muchos beneficios, de esta manera apelarás al principio de cantidad, que le encanta al cerebro. ¿recuerdas los anuncios de los cuchillos en televentas, por la compra de los cuchillos llevabas casi 10 objetos o beneficios más?

 

Incluye valores diferenciales, son algo parecidos a los valores agregados pero tienen que ver puntualmente con beneficios que te van a diferenciar de tu competencia.

 

Ensaya y ensaya, grábate muchas veces, elige los que mejor te quedan, la práctica hace al maestro y aumentará tu confianza.

 

Muéstrale a alguien de confianza para que te dé su opinión y sugerencias, sino tienes a alguien muéstramelo a mí 🙂 Estaré encantado de ayudarte.

 

Procura que tus videos sean cortos, trata de no hacer videos de 20 o 30 minutos, si lo que tienes que decir es extenso, piensa en hacer varios videos de máximo 5 minutos, será menos agotador y las personas podrán parar y continuar en otro momento.

 

A veces es bueno saludar o mencionar a algunos de tus clientes en tus videos, eso los hará sentir muy bien y motivará a otras personas que lo ven.

 

Incorpóralos en tu sitios web, tienda virtual y redes sociales y dirige a las personas allí, enviándoles el enlace por whatsapp, email, u otros canales.

 

Promociónalos a través de campañas pagas en facebook, Instagram y Google.

 

Atrévete y hazlo con lo que tengas, tienes mucho más que antes para lograrlo, no esperes más, no pienses más y no pulas tanto, hazlo todo, todo en Videos, cortos sencillos naturales, sin complicarte la vida, lo natural conecta mejor.

 

Créeme que no tiene que ser el video perfecto, basta con un video sencillo donde te expreses naturalmente, así conectarás más e inspirarás más confianza. Si te escondes detrás de una marca no pasará nada en tu negocio ni en tu vida.

 

Recuerda que se trata de llevar la experiencia presencial a la Web y generar relaciones basadas en la confianza y qué mejor recurso para esto que el video.

 

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.